¿Cómo saber si una joya es de oro? ¡Descúbrelo!

Es uno de los elementos más preciados de la humanidad y por ese motivo muchas veces es fácil caer en timos y engaños. Te contamos cómo saber si es oro de una forma muy sencilla. 

El oro es un metal precioso de gran valor económico, como bien hemos descubierto a lo largo de la historia o en ejemplos tan recientes como la popular serie de La casa de papel, ¿verdad? Sin embargo, cuando nos disponemos a comprar una joya, siempre debemos asegurarnos que esta incluye una composición de oro puro

Por ejemplo, si compramos nuestra joya en una joyería especializada de primeras marcas, debemos dar por seguro que se trata de un material auténtico. Sin embargo, cuando nos decantamos por otras tiendas, es necesario realizar una comprobación. ¿Cómo saber si algo es de oro? Te lo contamos a través de los siguientes y sencillos procesos.

 

¿Cómo saber si una joya es de oro?

 

El primer análisis

El primer análisis que debemos realizar para saber si algo es de oro o no consiste en observar la pieza detenidamente. Las joyas de oro contienen una marca de pureza que confirma los quilates que posee. Si no encontramos la marca grabada posiblemente se trate de una pieza falsa. Además, debemos comprobar que el color sea uniforme y no existan signos en las zonas de más desgaste.

 

Morder el oro

Puede parecer una alternativa algo extraña, pero los cowboys del Salvaje Oeste ya potenciaban el truco de morder el oro para comprobar su pureza. Vigila tu dentadura y comprueba si, al morder, el metal muestra las marcas de los dientes. Esta señal indicaría que se trata de oro falso. Con los collares de oro de Customima, ¡no te hará falta!

El test de la densidad

Para realizar esta prueba necesitamos una balanza pequeña, un recipiente milimetrado y agua. Lo primero que debemos hacer es pesar la joya, llenar el recipiente hasta la marca del 0 y sumergir la pieza de oro a fin de comprobar el nivel que marca cuando sumergimos la pieza. El resultado consiste en comprobar la diferencia entre el nivel del agua (cero) antes de sumergir la joya y el nivel después de sumergirla. Por ejemplo, el oro de 10 quilates cuenta con una densidad de 11,57 gr/ml y el de 14 quilates de 13,97 gr/ml.

 

El test del imán

El uso de un imán puede ser muy efectivo para comprobar la pureza de una joya de oro. Los imanes pequeños no suelen ser muy útiles, por lo que recomendamos hacerte con un imán grande y potente. El truco consiste en acercar el imán y si la pieza se acerca estaríamos comprando una joya falsa, ya que el oro no es un material magnético.

 

Y ahora que ya sabes cómo saber si es oro, en Customima contamos con joyas en diferentes quilates, por lo que nunca se acercarán a tu imán si te decides a utilizarlo. ¡Lo sentimos! Puedes comprobar el poder de nuestras joyas a través de una tienda online de Customima llena de posibilidades y destellos.