REGALA FELICIDAD PARA EL DÍA DE LA MADRE

Cantaba Machín “Madrecita del alma querida. En mi pecho yo llevo una flor. No te importe el color que ella tenga. Porque al fin tú eres madre una flor”.

Está claro que Antonio quería mucho a su mamá, pero no se esforzó demasiado en la letra. Y, reconócelo, a veces tú tampoco te esfuerzas lo que deberías en hacer feliz a tu madre.

Déjate de flores compradas en el último momento en la floristería de la esquina. Este año no compres el mismo regalo aburrido e impersonal de siempre. Esta vez regálale una joya personalizada para el Día de la Madre, un regalo a la altura del amor que sientes por ella.

¿Te imaginas poder grabar en una joya personalizada una frase que encierre todos los momentos -buenos y malos-, las caricias, las noches sin dormir y las risas? No imagines más. Lo tenemos.

Y si tu misma eres madre, seguro que sabes que a los peques les encantará poder personalizar una joya para ti o para la abuela el Día de la Madre.

Grabar una frase en una pulsera personalizada para que sea un recuerdo eterno será el mejor regalo que hayas hecho jamás. Y la mejor idea que has tenido en años.

“Mi guía, mi ejemplo, mi más grande estrella. Mi madre.”